HORARIOS JORNADA

CALENDARIO

CLASIFICACIÓN

RANKINGS


Nuestros vídeos

Valores y Reivindicación

Bajo los valores del respeto, la solidaridad, la tolerancia y la igualdad como principal herramienta de trabajo, queremos aprovechar esta iniciativa para visibilizar y reivindicar una serie de cuestiones y problemáticas que afectan al barrio 

 

· En primer lugar, denunciar el elevado coste impuesto en las tarifas de inscripción para cualquier deporte que se celebra en los espacios públicos dependientes de la Comunidad de Madrid.

 

· En segundo lugar, rechazar la privatización desmesurada de los espacios públicos de deporte. Reivindicar los espacios públicos como lo que son, espacios de propiedad pública, dominio y uso público. No es comprensible que para desarrollar una actividad deportiva encontremos trabas y barreras, y mucho menos de carácter económico.

 

· En tercer lugar reflejar y reivindicar la participación mixta en los equipos. Cuestión que no se trata ni se admite, en absoluto, dentro de las ligas municipales.

 

· Y por último pero no menos importante, visibilizar la auto-organización en los barrios y la iniciativa popular como solución a problemas que ocurren dentro del barrio y ante los que el gobierno no responde ni actúa.

Construye tu barrio

 

En un barrio como Vallekas en el cual la mitad de la juventud se encuentra en situación de desempleo, sin cobrar el paro, viendo que no tenemos futuro ninguno y que para jugar al fútbol hay que pagar unos 600 euros de una liga de fútbol municipal. Nos vemos en la obligación de tomar la iniciativa y crear una liga de fútbol popular. 

Tenemos la ilusión de recuperar el espíritu de Vallekas, un espíritu que no se rinde ante las dificultades, que no se calla y que quiere dar el ejemplo al resto del mundo, hacerle entender que con el trabajo colectivo y auto-gestionado somos capaces de todas las metas que nos propongamos. Que si nuestro barrio, nuestra gente y nosotras/os mismos no tenemos para ir al cine, para el teatro, para jugar un campeonato de fútbol... No os preocupéis, ¡que lo vamos a crear!. Tenemos una problemática en común y la solución será colectiva.

La Liga de Fútbol Popular de Vallekas ha de ser una liga de fútbol participativa en la que tod@s las personas que participemos en ella la hagan suya para que salga adelante, y que mejore con el tiempo en cada uno de sus aspectos.
Ha de ser también una liga de fútbol rebelde y reivindicativa, ya que tod@s queremos jugar en unas pistas de la mejor calidad posible, que funcione la iluminación, que no se nos escape el balón por las rejas rotas, etc. Y luchar para que todas las personas tengamos acceso a los polideportivos públicos y piscinas municipales, con la reivindicación de un abono gratuito para los jóvenes y las personas que se encuentran en situación de desempleo.
Y por último tiene que ser la ostia, un espacio deportivo, rebelde y alegre.

Que se vea que somos obrer@s, ¡Qué se note que somos de Vallekas!

 

¡¡SALGAMOS A LA CALLE A JUGAR AL FÚTBOL!!

Gol al fútbol-negocio

 

FIRMA: AGAINST MODERN FOOTBALL 

 

No tenemos porque ser engañados y no tenemos porque engañar a alguien. Para jugar al fútbol tan sólo son necesarias cuatro piedras (o mochilas, o ladrillos, o cualquier cosa que sirva para delimitar una portería), un balón (de reglamento, de plástico, o cualquier cosa a la que se pueda dar una patada) y un grupo de gente dispuesta a pasar un buen rato corriendo tras un esférico e intentando marcar siempre un gol más que el contrario. Punto. Esa es la definición exacta del fútbol. Nada más, el "estadio" puede ser un descampado, la puerta de un garaje, un parque, una acera grande, una plaza....de la dimensión que consideremos y el tiempo de partido puede ser tan aleatorio como la frase "al mejor de cinco".

Es decir, no hacen falta grandes infraestructuras, ni una uniformidad vistiendo, como tampoco hacen faltan patrocinadores, managers, ni, en última instancia, dinero. El fútbol es, de hecho, tan grande, que es un deporte asociativo y colectivo de estructura horizontal. Si eres excesivamente individualista, corres el riesgo de que el equipo contrario, colabore mejor entre si, cansándose menos que tu, tocando más la pelota que tu y, finalmente, metiendo más goles que tu. O lo que es lo mismo, participando conjuntamente en un objetivo, te lo pasas mejor, desarrollas mejor la solidaridad y obtienes mejores resultados, que si pretendes ser un abusón de tres al cuarto con un balón en los pies.

 

Muchas veces se ha pretendido ningunear al fútbol alegando que sólo le gusta a la gente simple y sin formación, quizás desconociendo que nació en las universidades de Inglaterra en el siglo XIX. Otras veces hemos escuchado aquello de que "es el opio del pueblo", aun siendo mucho más benigna su práctica que emborracharse en bares, practicarse una lobotomía al encender una televisión o ser abducido por un gran centro comercial un día cualquiera.

Debemos separar el fútbol del negocio, porque en esencia, nada tienen que ver. Muchos seguidores de este deporte ya se han dado cuenta y han comenzado a organizar de la nada (o a refundar en otros casos) clubs deportivos organizados de manera horizontal, con participación directa del socio en la gestión del equipo, con topes salariales en las fichas de los jugadores y donde todo, absolutamente todo, se realiza mediante asambleas y consensos. Otros muchos, que siguen a clubs más "tradicionales" han decidido plantar cara al modelo actual de gestión capitalista del fútbol y promueven un nuevo concepto del juego donde las televisiones, los grandes empresarios, los jeques, los patrocinadores, la corrupción y el dinero sean reemplazados por la gente, la solidaridad, el raciocinio, el esfuerzo colectivo y la pasión. Un aglutinante que devuelva su origen obrero y popular como elemento identitario a un fútbol "de las élites" que ya no reconocen como suyo y del que quieren rescatar de su secuestro. En nuestro barrio, dentro de la afición de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano, tenemos un vivo ejemplo de ello.

 

Por otro lado, pensamos que debemos recuperar las calles, las plazas y los lugares públicos para su práctica, pues como ya hemos señalado al principio, nada hay más sano, barato y lúdico-festivo para nuestros jóvenes que una pelota y muchas ganas de pasarlo bien. Lejos de máquinas, ordenadores, televisiones, móviles y aislamiento social en el mejor de los casos....y de alcohol, drogas, violencia y delincuencia en muchos otros.

Ejemplos como el primer encuentro contra el fútbol negocio que tendrá lugar en Palencia los días 8, 9 y 10 de Agosto o, mismamente, la puesta en marcha de nuestra particular LFP, nos demuestran que el camino se hace andando y que en todas las facetas de la vida, podemos aportar nuestro granito de arena para el tan ansiado cambio social que buscamos donde la injusticia sea reducida a su mínima expresión y donde la igualdad de oportunidades y derechos sea más universal que nunca. 

 

Ya lo dijo Alex James, un viejo jugador escocés, hace años: "Ver fútbol es como ver sexo. Está bien, pero es mucho mejor practicarlo". Anímate, el balón no muerde...